lunes, 19 de mayo de 2008

prostitucion en colegios

Mayo 13 de 2008
BOGOTÁ: INVADIDA POR CASAS DE PROSTITUCIÓN, GRILLES Y BARES

En Bogotá - por falta de vigilancia y control de las autoridades – existen 1.122 casas de lenocinio, wiskerias, grilles y sitios de striptease - ubicados en zonas residenciales - lo mismo que 174 clubes sociales, algunos de los cuales son fachadas de lugares de prostitución y venta de licores, o sustancias alucinógenas, a menores de edad, reveló la representante por Bogotá de MIRA, Gloria Stella Díaz Ortiz.
Simultáneamente, denunció que como consecuencia de la ilícita aplicación de normas relacionadas con la renovación urbanística, más de 800 hectáreas en 1.076 puntos de Bogotá - de estructura ecológica principal – han sido clandestinamente ocupadas.
La doctora Díaz, como vicepresidenta de la Comisión de Ordenamiento Territorial, durante un debate sobre “La Función Pública y Social del Urbanismo”, y al que asistieron el Concejal del Movimiento Político MIRA, Carlos Alberto Baena, y funcionarios del Gobierno Nacional y Distrital, pidió a las autoridades “poner freno inmediato al crimen ambiental y a la proliferación de casas de prostitución, en áreas no autorizadas”.
Censuró que “paisajes llenos de fauna, flora y corrientes hídricas, sean explotados por particulares” y que “centros de prostitución funcionen frente a colegios, iglesias y casas de familia, sin que las autoridades hagan nada por evitarlo”.
Alertó a los bogotanos por el daño causado a la reserva de los cerros orientales que, según la Contraloría, le costó al Distrito $80 mil millones.
“¿Quien responde por ese dinero?” preguntó la parlamentaria Díaz al recordar que “una resolución de la pasada ministra del medio ambiente, Sandra Suárez, valorizó por un billón $400 mil millones terrenos de los Cerros Orientales, que van desde la calle 60 a la 100.
La doctora Díaz dijo que esa resolución provocó el aumento de la construcción ilegal de discotecas, bares y viviendas en los cerros de La Calera, lo que está afectando la reserva ambiental, con erosión, contaminación y desplazamiento en época de invierno. Enfatizó también en el deterioro de 12 humedales de la ciudad, los que dijo, están siendo convertidos en botaderos de escombros, basuras, vertederos de aguas residuales, y el mismo Distrito los tiene proyectados para construir nuevas vías.
La representante dijo “sí a la modernización urbanística, pero con inclusión social e inversión privada que beneficie a los estratos uno y dos”.
“Urbanizadores, constructores y especuladores han venido haciendo del suelo de la capital del país un gran negocio para pocos, en perjuicio de la mayoría”, dijo la representante de MIRA.
Puntualizó que la Función Pública y Social, que debe cumplir el urbanismo, debe dejar de ser letra muerta en Colombia y cuanto antes ser aplicada.
FUENTE
Oficina 506 Edificio nuevo del Congreso.
Teléfonos: 3 82 35 35 y 36.
Periodista: Jesús Garzón G.
Celular: 315 3 35 16 98.OFICINA DE INFORMACION Y PRENSA